fbpx
  • Síguenos:
26 agosto, 2022 /

¿Será la madera la solución al déficit habitacional en el futuro?

La actual tecnología e innovación que tiene la construcción en nuestro país puede lograr mejoras en plazos y hacer más sustentables el proceso de la construcción de viviendas sociales. El foco de las empresas es la reducción de residuos y las emisiones de CO2 mientras aumenta la productividad.

Por: Renato Herrera Lagos 

Nuestro país presenta grandes desafíos en cuánto al sector de la construcción y la madera toma fuerza en ese sentido, ya que es el único material renovable que puede ser utilizado a gran escala para edificar, además al usarla como elemento estructural o de terminaciones, se captura en los edificios parte del carbono que los árboles absorben de su entorno durante su crecimiento. 

Frente a este escenario y ante la creciente demanda de población que busca acceder a una vivienda social, son muchos los actores que han pensado en la masificación de la construcción en madera como solución a una problemática en la vivienda social, que ningún Gobierno ha podido erradicar. 

Para Ricardo Fernández, presidente del Instituto de la Construcción, la industria de la construcción está enfrentando un escenario difícil por el alto costo de los materiales, las elevadas tasas de interés, mayores requerimientos en sustentabilidad, junto con un gran déficit habitacional. “Todo esto, ha provocado que la industria busque alternativas que permitan un mayor control sobre los costos del proyecto y su tiempo de desarrollo”. 

En este sentido, la industrialización es una oportunidad para revolucionar la industria hacia un modelo más productivo y consciente con la sociedad y el medioambiente. Además, desde el punto de vista social, permite construir viviendas asequibles y de buena calidad, a una velocidad superior, lo que puede traer interesantes economías de escala. 

Para Enrique Matuschka, Coordinador de Soluciones Urbano Habitacional de Déficit Cero, la labor que ellos han desarrollado en los últimos años da cuenta de nuevos escenarios en el tema. “El Plan de Emergencia Habitacional presentado por el gobierno va en el camino correcto, pero las metas que se fijaron implica duplicar la producción histórica del Ministerio de Vivienda en sus últimas décadas. Para ello, se requiere más gestión, más autonomía en las regiones, más gobernanza local, más innovación, más acuerdos público-privados, con procesos más expeditos e inteligentes acompañado de modelos de sustentabilidad en la construcción y sostenibilidad en el territorio”. . 

En la actualidad  existen diversas empresas y soluciones pilotos que están haciendo un esfuerzo para llegar a respuestas más industrializadas, con un mayor compromiso ambiental y que cumplan con los requisitos técnicos del Minvu. Los principales son la madera, el acero y el hormigón. 

“En este sentido, nuestro país es forestal y maderero pero la madera tiene muy poco campo en la vivienda, la cual no es mayor al 20% del parque completo de vivienda en comparación con EEUU y Canadá que es prácticamente el 90%. Desde este escenario tenemos muchas áreas a desarrollar en innovación, tecnología y cadena de valor que involucra a la academia, al desarrollo productivo, a las PYMES, al desarrollo local y al mundo de la construcción en una agenda común”, indica Matuschka.

Compartir Noticia

El Plan de Emergencia Habitacional presentado por el gobierno va en el camino correcto, pero las metas que se fijaron implica duplicar la producción histórica del Ministerio de Vivienda en sus últimas décadas.

Una respuesta a “¿Será la madera la solución al déficit habitacional en el futuro?”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La mirada de los industriales

Desde la empresa Arauco, ven con buenos ojos la opción de pensar en la madera como solución al déficit habitacional existente en nuestro país. En esa línea, la compañía está modernizando su planta productiva en la región de Ñuble, con la finalidad de ampliar el mix de productos de ingeniería integrando, por ejemplo, vigas laminadas y CLT para ofrecer una solución constructiva. 

“Esta nueva inversión podría ser un gran aporte a la industrialización a gran escala de la construcción de vivienda sociales en Chile, pero al mismo tiempo, una limitación respecto a la disponibilidad de uso de suelo”, indica Rodrigo Inostroza Castro, gerente del complejo productivo de Arauco. 

Finalmente, de cara a los nuevos desafíos del sector y medioambientales, esta oportunidad en el uso y rescate del material en la construcción de la madera, tiene muchos beneficios: “desde el montaje, disminución de desperdicio, costos financieros y temas ligados a la sustentabilidad”.

También puede interesarte