fbpx
  • Síguenos:

La crisis que afecta a la industria inmobiliaria también se posicionó de lleno en la discusión al interior del hogar, según refleja la última encuesta Cadem sobre expectativas de consumo.

Por Leonardo Nuñez

La crisis de la industria inmobiliaria hace rato que dejó de afectar solo a las empresas que desarrollan e invierten en proyectos y a las que prestan diversos servicios en el sector. Los problemas del rubro, considerado el termómetro de la economía, también se posicionaron de lleno en la discusión al interior del hogar.

Así lo refleja la última Encuesta Cadem sobre expectativas de consumo. El sondeo muestra que el valor de la Unidad de Fomento (UF) y las tasas de interés de los crédito hipotecarios, lideran entre los temas que más preocupan a los chilenos. Estos, justamente, tienen un efecto tanto en los ingresos  como en las expectativas en la calidad de vida de las personas.

Como se sabe, la UF refleja el costo a pagar por un hipotecario. Y el acceso a estos créditos se ha dificultado por las exigencias de la banca, que se incrementaron a partir de los retiros de los fondos de AFP dado el impacto que tuvo en el financiamiento a largo plazo.

En el caso del valor de la UF, éste ítem está en el 6° lugar de preocupación tras la delincuencia, la cuenta del supermercado, precio de frutas y verduras, costo de bencina y desempleo. Un 60% de los encuestado señaló que “le preocupa mucho” este índice que expresa los precios de compra y venta de viviendas; mientras que sólo un 7% indicó que no “le preocupaba” .

Respecto de las tasas de los créditos hipotecarios (11° tema prioritario), un 48% sostuvo que le “preocupaba mucho” la variación del guarismo y un 18% que esto “no le preocupaba”.

“Aunque sabemos que hay algunas cifras alentadoras en términos económicos, para la gente el año se va volviendo más difícil, hay más gasto y las cifras positivas a nivel país se demoran en traducirse al consumo de las familias. Eso va a requerir un tiempo más”, afirmó Montserrat Copaja, gerenta de Estudios Cuantitativos de Cadem.

 

En esa línea, la analista de la empresa encuestadora agregó que “la gente está muy pendiente de las cuentas del supermercado, de los precios de las frutas y verduras, del precio de la bencina, el valor de la UF, entre otras cosas, por lo que si bien hay algunos indicadores económicos positivos, que eso se traduzcan en el bolsillo personal y familiar va a tomar un buen tiempo”.

Sobre la preocupación que estos temas generan en las personas, Victoria Paz, economista y directora MBA de la Universidad Gabriela Mistral, recuerda que la inflación que afectó al país, especialmente en los años 2022 y 2023, hizo que la UF pasara desde $30.996 el 1 de enero de 2022 a $37.475 al día de hoy.

“Considerando las obligaciones que muchos chilenos tienen asociadas a la UF, tales como arriendos, colegios y créditos hipotecarios, sin duda estos han sufrido un alza significativa que ha impactado en el bolsillo de las personas. La inflación, el alza de las tasas internacionales y la incertidumbre que vivió el país ha afectado también las tasas de los créditos hipotecarios. Estas han subido al tiempo que las condiciones se han vuelto más restrictivas en cuanto al sueldo requerido, lo que sin duda ha impactado en la posibilidad de muchas personas de acceder a una propiedad”, grafica la académica.

El escenario proyectado tampoco, por ahora, se ve muy auspicioso. Pese a las expectativas en diferentes sectores económicos por el reciente recorte que aplicó el Banco Central a la Tasa de Política Monetario (TPM), que resolvió reducirla en 50 puntos para situarla en 6%, el efecto en las tasas de interés de los créditos hipotecario será acotado y a largo plazo.

El economista y director de Open BBK, Álvaro Acosta, explicó previamente a El Diario Inmobiliario que un alza o rebaja en la TPM no hace sino manejar de forma directa el costo de los financiamientos en corto plazo. Las tasas de créditos hipotecarios, que es un instrumento de deuda de largo plazo, dependen de múltiples factores, locales e internacionales.

“Si Chile está con riesgo alto, como la situación que hemos visto desde hace 2 años con una inflación desmedidamente alta y una economía estancada, la emisión de deuda no es bien cotizada por lo que colocar bonos tendría bajo interés de compra y de venderse esos bonos se compran a tasas muy altas, lo que resulta en capital circulante caro que se traspasa a el costo de los financiamientos de largo plazo que se financien en el país”, indicó.

Por lo tanto, “deberíamos ver una rebaja de nuestras tasas hipotecarias cuando Chile sea capaz de colocar su deuda a tasas más bajas, evidenciando un riesgo país más bajo consecuente con una economía más estable y robusta”, concluyó el economista.

Esto también se ha visto reflejado para el total de la industria. Colliers advirtió otro mal escenario para este año y uno peor para 2025, por una caída de 9% de ingreso de nuevos metros cuadrados en 2024 versus 2023, y de hasta un 35% adicional el próximo año.

Tasas hipotecarias

27F
2D
3D
8M
A&G
AFP
Bar
BC
BID
CAE
CAM
CCI
CCS
CDE
CES
CMF
CMN
CO2
CPC
CPI
CVD
DOH
DOM
DS1
E2E
EFE
EIA
ENE
ESG
FMI
GAM
GFK
H2V
HUM
IA
ICV
IND
INE
INN
IPC
ISP
IVA
JLL
LED
LoT
Luz
MI
MMA
MOP
MTT
MUT
NAR
NBA
NCh
NFL
NY
OMS
ONG
ONU
PDI
PEH
PHE
PIB
PIS
PRC
PUC
QR
RED
RM
ROI
SAG
SEA
SII
SMA
TEA
TGR
TIR
TPM
UC
UF
USS
UTM
En Inmofest 1º Vivienda puedes cumplir el sueño de la casa propia