• Síguenos:

La Superintendencia de Medio Ambiente es la encargada de iniciar procedimientos sancionatorios en el caso de que los ruidos se conviertan en contaminación acústica.

Por: Renato Herrera Lagos

En mayo de 2019 el Servicio del Medio Ambiente lanzó el libro “Mapa Sonoro de la Zona Centro del Gran Santiago Urbano”, una publicación que fue posible mediante un convenio entre el Ministerio del Medio Ambiente y la Universidad Austral de Chile, y que buscó, un acercamiento y una mejor valoración de nuestro entorno ambiental a través de 16 grabaciones de audio en distintos lugares de la ciudad, tales como Plaza de Armas, Parque Forestal, Paseo Ahumada, entre otros lugares que fueron definidos mediante un panel de expertos.

Las grandes urbes son ruidosas en general, pero esto no significa que esos ruidos deban ser molestos hasta el punto de transformarse en un problema cada vez más común y en una forma de contaminación ambiental, que afecte la calidad de vida de las personas y que puede tener efectos negativos en su salud física y mental.

Los ruidos molestos pueden provenir de diversas fuentes como el tráfico vehicular, la construcción de edificios, los eventos públicos, la música alta en bares y discotecas, entre otros. Estos pueden ser constantes o intermitentes, y en cualquiera de las dos opciones pueden provocar estrés, irritabilidad, insomnio y otros problemas.

Por eso no es extraño que recientemente la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA), en cumplimiento a su deber de protección de la salud de las personas y el medio ambiente, formuló cargos contra el “Centro de Eventos Bosque Luz” de la comuna de Huechuraba, por incumplir la norma de emisión de ruidos.

Durante los años 2021 y 2022, la SMA recibió denuncias de vecinos por los ruidos molestos provenientes del centro de eventos, principalmente de música envasada, por lo que, en ejercicio de su potestad fiscalizadora, concurrió a realizar mediciones de ruido. Los fiscalizadores constataron una excedencia en las emisiones de hasta 13 dB en horario nocturno, equivalentes al ruido que existe en una oficina llena de gente.

En base al hecho establecido, la Superintendencia decidió formular un cargo contra el establecimiento, calificado como leve, por lo que este se expone a una multa de hasta 1.000 Unidades Tributarias Anuales (UTA), equivalentes a más de $750 millones de pesos.

La formulación de cargos por la SMA da inicio a un procedimiento administrativo sancionatorio, que le da la oportunidad a los infractores para que, en un plazo de 10 días presenten un Programa de Cumplimiento para cesar o mitigar las emisiones, o bien, 15 días para formular descargos ante la Superintendencia, tras lo cual continúa el proceso sancionatorio.

El caso del Hotel en Providencia

En este caso, la misma SMA, en cumplimiento a su deber de protección de la salud de las personas y el medio ambiente, formuló cargos contra el establecimiento “Hotel NH Ciudad de Santiago” ubicado en la comuna de Providencia, por incumplir con la norma de emisión de ruidos.

Durante el año 2021, la SMA recibió diversas denuncias de vecinos por ruidos molestos provenientes del hotel, principalmente ocasionados por el funcionamiento de equipos de climatización y grupos electrógenos, por lo que en ejercicio de su potestad fiscalizadora concurrió a realizar mediciones de ruido en diciembre de 2022. Los fiscalizadores constataron una excedencia de hasta 15 dB en horario nocturno, equivalentes al ruido que produce una aspiradora en funcionamiento.

En vista de ello, la SMA decidió formular un cargo contra el hotel, calificado como leve, por transgredir los niveles máximos de emisión sonora determinados en la norma de emisión y, además, solicitó información sobre la fuente de emisión.

Problemas de ruidos para las personas

Además, los ruidos molestos también pueden afectar a los animales, especialmente a las mascotas. Los perros y gatos pueden sufrir ansiedad y estrés debido al ruido constante, lo que puede provocar problemas de comportamiento y de salud.

El doctor Gonzalo Bonilla, otorrinolaringólogo de Clínica Alemana, explica que la exposición excesiva a ruidos intensos por un periodo de tiempo prolongado puede causar una pérdida de audición.

«Si bien después de asistir a un concierto o a una fiesta es normal que se experimente la sensación de oído tapado, si la exposición a sonidos de alto volumen es muy frecuente o el ruido es muy intenso, esta disminución de audición puede hacerse permanente e irreversible, dado que se produce un daño en el órgano de corti, aparato receptor de la audición que no tiene la capacidad de regenerarse”, asegura.

Ruidos

27F
2D
3D
8M
A&G
AFP
Bar
BID
CAE
CCI
CCS
CDE
CES
CMF
CMN
CO2
CPC
CPI
CVD
DOH
DOM
DS1
E2E
EFE
EIA
ENE
ESG
FMI
GAM
GFK
H2V
HUM
IA
ICV
IND
INE
INN
IPC
ISP
IVA
JLL
LED
LoT
Luz
MI
MMA
MOP
MTT
MUT
NAR
NBA
NCh
NY
OMS
ONG
ONU
PDI
PEH
PHE
PIB
PIS
PRC
PUC
QR
RED
RM
ROI
SAG
SEA
SII
SMA
TEA
TGR
TIR
TPM
UC
UF
USS
UTM
En Inmofest 1º Vivienda puedes cumplir el sueño de la casa propia