fbpx
  • Síguenos:

La materia prima del mobiliario, que hoy es utilizado por la Universidad Gabriela Mistral, fue aportada por empresa de reciclados de Villarrica.

Por Leonardo Nuñez

Mientras estudiaba arquitectura, el holandés Gerrit Rietveld (1888-1964) puso en marcha su propia fábrica de muebles, renovando el diseño de mobiliario e interiores. Una de sus creaciones  más conocidas, por su simpleza y accesibilidad, es la silla que bautizó como Red/Blue. Armada con listones y tablas de madera, en un diseño donde resalta la simpleza, las líneas rectangulares y los colores primarios, a su creación se la comparó con un cuadro de Piet Mondrian.

Y hoy es la principal inspiración de un grupo de estudiantes de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Gabriela Mistral (UGM), que, en el marco de un proyecto de economía circular y reciclaje, combinaron la enseñanzas del maestro holandés con la materia prima aportada por tapas de botellas, haciendo aún más accesible económicamente este tipo de mobiliario famoso en todo el mundo.

En base a un convenio con POCK, una empresa de reciclados con sede en Villarrica, los jóvenes utilizan dicho plástico que abunda en playas, caminos y ciudades, para procesarlo y convertirlo en listones y perfiles. El resultado es un producto que se caracteriza por su durabilidad y resistencia, especialmente a la humedad. Además, estos listones no se astillan, son fáciles de limpiar y no atraen termitas, como la madera. Lo que los convierte en material ideal para crear mobiliario de terraza y exteriores.

“La idea era utilizar un material contemporáneo para dar vida a un diseño clásico. Nosotros nos inspiramos en Gerrit Rietveld, que creó una silla -muy cotizada en la actualidad- pensada para ser instalada en exteriores, en las terrazas. Creemos que acercar a los estudiantes a diseños antiguos y elegantes, pero que adquieren forma con materia prima moderna es un gran aporte para ellos”, explica Martín Schmidt, académico de la Escuela de Arquitectura de la UGM.

Lo bueno, agrega el docente, es que los planos que utilizaron están disponibles en internet. Es decir, cualquier persona puede animarse a imitar a estos alumnos y crean productos sustentables.

“Tratamos de hacer la silla lo más parecida posible a la original. Tuvimos que hacer varias pruebas antes de lograrlo. Uno de los objetivos era demostrar que este modelo, que en el mercado tiene un elevado valor, puede ser elaborada con materiales bastante más económicos”, señala Florencia Izquierdo, estudiante que participó en el proyecto.

Ahora, este mobiliario forma parte de la universidad. Fue instalado en los patios y es utilizado por estudiantes y docentes.

“Al comienzo fue difícil. Parece ser un proyecto pequeño, pero no es así, porque tuvimos que guiarnos por planos. Pero fue un proceso muy entretenido y -precisamente porque al comienzo resultó complejo- es que estamos tan orgullosos. Creo que hoy todo deberá girar en torno a la sustentabilidad. Se requiere más empresas que se dediquen a la transformación de residuos”, plantea Ana Catalina Galdámez, estudiante de Arquitectura.

Como el proyecto y los diseños están liberados en la web, la facultad de arquitectura llama a la comunidad a utilizarlos libremente. Y, a su vez, están abiertos a establecer convenios con empresas o municipios  para elaborar más productos  en beneficios de la comunidad, para ser utilizados en plazas, parques o exteriores de edificios institucionales.

Reciclaje Inmobiliario

27F
2D
3D
8M
A&G
AFP
Bar
BC
BID
CAE
CCI
CCS
CDE
CES
CMF
CMN
CO2
CPC
CPI
CVD
DOH
DOM
DS1
E2E
EFE
EIA
ENE
ESG
FMI
GAM
GFK
H2V
HUM
IA
ICV
IND
INE
INN
IPC
ISP
IVA
JLL
LED
LoT
Luz
MI
MMA
MOP
MTT
MUT
NAR
NBA
NCh
NFL
NY
OMS
ONG
ONU
PDI
PEH
PHE
PIB
PIS
PRC
PUC
QR
RED
RM
ROI
SAG
SEA
SII
SMA
TEA
TGR
TIR
TPM
UC
UF
USS
UTM
En Inmofest 1º Vivienda puedes cumplir el sueño de la casa propia