• Síguenos:

El proyecto Las Salinas, consta de dos etapas de 2,5 años cada una y contempla una inversión total de aproximadamente USD 55 millones. 

Por: Tomás Rodríguez Botto 

El proyecto Las Salinas espera comenzar el saneamiento durante el segundo semestre del presente año a través de la biorremediación. Un proceso que utiliza microorganismos vivos presentes en el suelo, el cual busca liberar al entorno CO2 y agua. 

El proceso consta de dos etapas de 2,5 años cada una y contempla una inversión total de aproximadamente USD 55 millones. Su gerente de Medio Ambiente, Stephanie Rotella, conversó con el Diario Inmobiliario, respecto a los pormenores que vienen en el proyecto.  

¿En qué consiste el proceso de Biorremediación?

La biorremediación consiste en acelerar un proceso natural que ha estado ocurriendo por décadas en el terreno Las Salinas y que utiliza microorganismos vivos presentes en el suelo. Estas bacterias nativas están adaptadas naturalmente para alimentarse de la contaminación presente en el terreno (hidrocarburos). Al brindarles condiciones adecuadas de humedad, nutrientes y temperatura, se acelera su reproducción. Y como resultado del proceso, los microorganismos liberan al entorno CO2 y agua.

¿Cuándo comenzarán los trabajos?

El proyecto global de saneamiento presentado por Las Salinas está proyectado para comenzar el segundo semestre del 2024 y consta de dos etapas de 2,5 años cada una y contempla una inversión total de aproximadamente USD 55 millones. La primera etapa considera el saneamiento del Paño Sur, donde los trabajos esperamos que se inicien a contar del segundo semestre de 2024. Cumplida esa etapa, se iniciará la licitación para la remediación del segundo tramo (Paño Norte).

 ¿Cómo han podido acercar este proceso a la ciudadanía?

En los veinte años que llevamos trabajando en la remediación de suelos, hemos sostenido miles de conversaciones con la comunidad y en especial con los vecinos y vecinas del entorno, autoridades, representantes de organizaciones sociales, gremiales, académicos de universidades regionales, entre otros. En todo este trabajo, hay una oportunidad muy clara de mantener informada a las personas, de manera transparente y activa, de todo el proceso de saneamiento del terreno e ir resolviendo las preguntas de manera clara y directa.

Además, estos 20 años han sido un proceso de constante aprendizaje en donde gracias a las conversaciones que hemos mantenido con las comunidades y autoridades, hemos conocido lo que las personas sueñan para la ciudad de Viña del Mar. Ha sido una etapa recíproca de diálogo. 

Por otro lado, una vez que comiencen los trabajos, se pondrá en marcha el Plan de Monitoreo Participativo, que será una nueva herramienta de vinculación con la comunidad. 

 ¿Cómo buscan lograr el concepto de más amigable con los peatones y ciclistas?

La Visión Urbana de Las Salinas, que fue presentada inicialmente el pasado diciembre en Viña del Mar, se sustenta en cuatro pilares principales; identidad y patrimonio, diseño basado en la naturaleza, vida de barrio y transporte y movilidad. De estos dos últimos, el primero plantea dar una propuesta donde el espacio público, las áreas verdes, la vivienda de mediana altura, la protección de las vistas, el comercio local, el acceso a servicios, la cultura y el deporte se combinen de manera armoniosa para impulsar una ciudad a escala humana.

En cuanto al transporte y movilidad, pretende generar espacios seguros para peatones y ciclistas, y bien conectado con el transporte público, reduciendo la dependencia de vehículos motorizados. Reducir los viajes de larga distancia al privilegiar un espacio donde convivan usos residenciales, comerciales, culturales, deportivos y servicios en general entre otros.

 ¿Qué potencial de visión urbana ven en este proyecto?

La visión propuesta remarca el proceso de aprendizaje realizado por Las Salinas y aspira a generar bases concretas para lo que sigue para la ciudad. Existe una petición por más y mejor ciudad, que cuente con mejores servicios, áreas verdes, viviendas, equipamiento deportivo y vida de barrio, esto es lo que se entiende por una ciudad a escala humana, donde las personas están en el centro.

Además, las y los vecinos de Viña del Mar nos han dicho con claridad lo que no quieren que se repita en la ciudad: la hiper densificación que ha demostrado que se pierde virtuosismo con el entorno natural y las personas, tampoco una ciudad que dependa exclusivamente de la movilización en automóvil y menos una ciudad ciega, en la que se dejan de habitar los espacios públicos. Todos esos son desafíos que se necesitan considerar para repensar Viña del Mar.

¿Cuáles han sido los problemas que han debido enfrentar en este último tiempo?

 Los principales desafíos que hemos trabajado han sido acercar la ciencia a la ciudadanía de una manera clara y sencilla y que también se hable de la ciudad que queremos, considerando usos diversos y las opiniones de todos. En Las Salinas continuamos trabajando con las comunidades entregando información clara y oportuna siempre con los mayores niveles de transparencia.

 ¿Cuál es el proceso que vendrá después de la biorremediación?

 La conversación sobre el futuro del terreno es un tema que es posible por el saneamiento del terreno y no al revés. Sin remediación Las Salinas sigue siendo un espacio en pausa. Nuestra principal preocupación hoy es finalizar el saneamiento del terreno con los mayores niveles de excelencia.

Hoy en Chile es necesario hablar de remediación de suelos. El trabajo que estamos realizando en Las Salinas es un hito relevante que puede marcar un precedente, no sólo para nuestra Región de Valparaíso, sino que para todo el país. Según un catastro del Ministerio del Medio Ambiente, en Chile existen 3.363 suelos con potencial presencia de contaminantes, de los cuales alrededor de 600 terrenos urbanos se encuentran insertos dentro de la ciudad, por lo tanto, hoy en Chile es necesario dar prioridad a la remediación de suelos.

 ¿Por qué el espacio público lo tienen muy considerado en el proyecto?

Hoy no hay un proyecto específico. Lo que hemos presentado es una propuesta de visión urbana donde se abre un proceso de diálogo en torno a las posibilidades que se generan a partir del saneamiento de Las Salinas. Nos parece que en esa visión, los usos diversos y destinar un porcentaje alto a áreas verdes y espacios públicos, hemos hablando del 40%, más allá de los que exige la norma, podrían ser caminos posibles para lo que continúe en un futuro de este espacio. 

Por otro lado, complementar que en esa línea hemos presentado dos proyectos que aportan a mejorar el entorno y la calidad de vida de las personas y que pueden ser ejecutados desde ya. El primero de ellos es el mejoramiento de la subida de 19 Norte, que es una de las pocas vías que conecta de manera directa los cerros con el borde costero. Hoy es una vía sin asfalto ni iluminación. Nuestro proyecto propone una zona de pasarelas continuas, rodeada de vegetación nativa y endémica, con áreas de descanso y miradores, con nueva iluminación. El segundo proyecto es el de mejoramiento del cruce Alessandri, en la zona alta, donde no existen pasos peatonales. Nuestra propuesta es una habilitación de cruces y zonas de áreas verdes que transforman el área y disponen un nuevo estándar urbano. 

Las Salinas

27F
2D
3D
8M
A&G
AFP
Bar
BID
CAE
CCI
CCS
CDE
CES
CMF
CMN
CO2
CPC
CPI
CVD
DOH
DOM
DS1
E2E
EFE
EIA
ENE
ESG
FMI
GAM
GFK
H2V
HUM
IA
ICV
IND
INE
INN
IPC
ISP
IVA
JLL
LED
LoT
Luz
MI
MMA
MOP
MTT
MUT
NAR
NBA
NCh
NY
OMS
ONG
ONU
PDI
PEH
PHE
PIB
PIS
PRC
PUC
QR
RED
RM
ROI
SAG
SEA
SII
SMA
TEA
TGR
TIR
TPM
UC
UF
USS
UTM
En Inmofest 1º Vivienda puedes cumplir el sueño de la casa propia