fbpx
  • Síguenos:

En simple, son personas que ganaron dinero extra al no vivir en sus casas.

Por: Renato Herrera Lagos

Según la Inteligencia Artificial (comprobado en este texto), los “hackers inmobiliarios” son personas que utilizan métodos poco éticos o ilegales para obtener beneficios en el mercado inmobiliario.

Esto puede incluir el robo de información personal, la falsificación de documentos, el fraude hipotecario, la manipulación de precios de bienes raíces, entre otros aspectos que iremos descubriendo en este reportaje.

Y claro, porque estas prácticas son ilegales y pueden tener consecuencias legales graves para quienes las llevan a cabo. Es importante estar alerta y tomar medidas de seguridad para protegerse de posibles estafas inmobiliarias.

Inversionistas hormigas: el mercado inmobiliario dominado por mujeres

En la actualidad, en muchas partes de Estados Unidos esta práctica es tendencia. Las personas, dueñas de un bien raíz no están interesados en vivir en ellas. En contraparte, quienes buscan arriendo, alquilan en zonas caras, muchas veces compran propiedades más baratas como casas de veraneo, con eso, ahorran para la jubilación y ganan algo de dinero extra.

El sitio Fortune, habló con este nuevo tipo de “inversionista”. Algunos plantearon que “la elección de comprar una casa que no fuera su residencia principal era bastante simple: tenían muchos ahorros y no querían perder los retornos prometidos por el sector inmobiliario”.

El mercado inmobiliario en Nueva York post pandemia

Después de todo, mientras que el S&P500 (índice bursátil más conocido en el mundo y se compone de las 500 compañías más importantes de Estados Unidos.), habitualmente cuenta con una tasa de retorno promedio de alrededor del 10% anual, las propiedades tienen un aumento de valor promedio del 5,4% anual y podrían tener la ventaja adicional de ingresos por alquileres o alquileres vacacionales.

Así que las personas están optando por enterrar su dinero en propiedades, incluso si no tienen el beneficio de ese techo sobre sus cabezas.

Ya sea comprando una casa de vacaciones más pequeña, comprando un arriendo que necesita un poco de amor o incluso mudándose al cobertizo, hay una cosa en la que todos estuvieron de acuerdo: el mercado inmobiliario de enriquecimiento rápido que tanto ama Estados Unidos simplemente ya no existe.

Venta de casas nuevas aumenta en Estados Unidos

Una cabaña deteriorada en las montañas

Durante seis meses, Allison Ullo, de 36 años, lloraba desconsoladamente porque con la cabaña que había comprado en Catskills estaba perdiendo dinero.

La propiedad de madera de dos dormitorios necesitaba una renovación completa, lo que significaba que era difícil conseguir un seguro y era difícil conseguir personal de mantenimiento.

Además de eso, Ullo, que recide en Nueva York, vivía a dos horas de distancia y, como trabajadora independiente, con dos trabajos, y otras actividades secundarias, cargar con esa mochila inmobiliaria era difícil de soportar.

Chilenos se suman a la tendencia de comprar propiedades en Estados Unidos

Con la ayuda de sus padres, Ullo cambió las condiciones de ese bien raíz. Reemplazó ventanas, reparó la cocina e hizo la casa habitable.

Ahora cotiza en Airbnb y genera alrededor de 1.500 dólares al mes, suficiente para pagar la hipoteca y cubrir cualquier otro problema imprevisto.

Dicho esfuerzo, no solamente le da a Ullo, un refugio en las montañas, sino que es una oportunidad a la hora de pensar en la jubilación, y un “colchón financiero seguro” para el futuro. “Quién sabe qué pasará, pero para mí la libertad son opciones”, dijo a Fortune.

Cómo es invertir en propiedades en Estados Unidos a través de una empresa

“Tener la opción de mudarme y vivir allí sin hipoteca… o la opción de vender una propiedad y ganar dinero para poder comprar la casa de retiro de mis sueños o usarla como un salario con el que viviré, esas opciones son lo que es la verdadera libertad”, señaló Ullo.

Ullo ahora está abierta a la idea de comprar una segunda cabaña y dice que la renovación de la primera, que compró por aproximadamente $300,000, le ha inspirado confianza.

La trabajadora independiente, que ha inspirado a varios amigos a comprar sus propias cabañas, dijo que priorizaría la compra de otra propiedad en Catskills antes que un apartamento en Nueva York.

“Me encanta la idea de ser propietario de un terreno. Cuando compras en Nueva York, básicamente obtienes una caja y, a menos que compres un edificio… no obtienes ningún terreno con él. Parte de lo que estaba comprando con la cabaña era la propiedad y el valor del terreno, que era tan importante como la casa en sí. Si algo le sucediera a la casa, todavía hay varias cosas que puedes hacer con ese terreno: si tu apartamento se quema. abajo, eso es todo”, señaló la joven.

La Reina lidera oferta de casas nuevas en el sector oriente de Santiago

Viviendo en un condominio en Brooklyn, Miami.

Victoria Shannon no quería el compromiso de comprar una casa en Nueva York en 2022, pero tampoco quería perderse el boom inmobiliario. Entonces, a pesar de prepararse para hacer las maletas y mudarse a Miami, la directora ejecutiva de relaciones públicas hizo un depósito para un condominio de nueva construcción en Brooklyn, mientras todavía estaba alquilado en ese momento.

Shannon no quería vivir en la propiedad en Flatbush, pero dijo que hacer cálculos y evaluar la apreciación de la propiedad en el área dejó claro el caso financiero.

“Realmente creo en el sector inmobiliario como una forma de generar riqueza a largo plazo”, dijo la empresaria a Fortune. “No complementa mi propio arriendo, pero la propiedad se amortiza sola y me ayuda a generar capital”.

Con el tiempo, la mujer de 34 años espera equilibrar su vida laboral y personal de manera más equitativa, ya que trabajó 24 horas al día, 7 días a la semana para hacer despegar su negocio.

Lisboa y Oporto asoman como los destinos favoritos para inversionistas chilenos

Comprar otras dos o tres propiedades, tal vez incluso una para llamar hogar, forma parte de ese plan.

“Planeo trabajar tan duro como pueda durante otros 10 a 15 años y luego me gustaría tener más libertad con mi tiempo. Veo [property] más como una apuesta a largo plazo para la jubilación y para aliviar la presión de trabajar por cuenta propia, donde todo parece estar en juego”, señaló.

La empresaria añadió que la compra de su propiedad, que rondaba los 400.000 dólares, había sido relativamente sencilla, y recomendó a los compradores potenciales que buscaran oportunidades en determinadas áreas más allá de las malas noticias en toda la industria.

Importante alianza habilita el primer departamento piloto con inteligencia artificial en Chile 

Cuando se trata de asequibilidad de la vivienda, el problema está en los detalles y, como Shannon, es posible que algunos posibles compradores tengan que salir del estado para comprar una propiedad.

Por ejemplo, la Oficina de Análisis Económico encontró que Mississippi es el estado más asequible para comprar una casa, seguido de Virginia Occidental, Arkansas, Alabama y Kentucky.

Por otro lado, California es el país menos asequible, seguido de Hawaii, Nueva Jersey, Nueva York y Colorado.

Familias de San Antonio recibieron sus títulos de dominios por parte de Bienes Nacionales 

En general, los datos sugieren que cada vez es más imposible comprar una casa en Estados Unidos.

Según el índice de asequibilidad de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios a lo largo de 2023, será cada vez más difícil para las familias contar con ingresos calificados para comprar una casa.

En octubre de 2023, según el último conjunto de datos, el ingreso familiar medio en Estado Unidos, era de poco más de 99.000 dólares, mientras que los ingresos calificados para una vivienda debían superar los 108.000 dólares, lo que arroja un índice de 91,4.

Expertos comentan sobre rebaja en contribuciones para propiedades tomadas

Viviendo en el sótano

Suzanne Moore compró su primer dúplex en Portland, Oregón, hace diez años mientras. Mientras arrendaba, trabajó hasta construir una cartera de casi 20 propiedades por valor de millones de dólares.

“Pagaba 1.200 dólares al mes de arriendo y compré un dúplex que apenas era financiable”, dijo Moore. “Era $210,000 y necesitaba mucho trabajo… arreglamos una de las unidades antes de que venciera el primer pago de la hipoteca, por lo que nunca tuvimos que hacer un pago de la hipoteca de nuestro bolsillo. Tan pronto como pusimos en funcionamiento la segunda unidad, tuvimos ingresos pasivos y eso nos permitió comenzar”.

Moore nunca ha comprado una casa únicamente para convertirla en su hogar (incluso ahora técnicamente la ‘alquila’ a su pareja porque no están casados) y en ocasiones ha vivido en las propiedades durante un corto período de tiempo para asegurar mejores acuerdos financieros.

Incluso cuando vivían en una de sus casas, Moore y su socio terminaron dividiendo la unidad del sótano de la propiedad y mudándose a la planta baja para obtener mayores ingresos por arriendo del piso de arriba.

Arabia Saudita presentó un estadio futurista para el Mundial de Fútbol 2034 

“Mi objetivo era poder tener un plan de jubilación alternativo”, dijo Moore. “Quería generar algunos ingresos pasivos para finalmente dejar un trabajo corporativo. Trabajé en la industria de la moda y cada 18 meses hay una nueva ronda de despidos y no tenía de qué preocuparme.

“Me encantaba lo que hacía, pero no tenía esa sensación de miedo que veía en mis colegas cuando llegaban esos tiempos. Nunca quise perder mi trabajo, pero sabía que tenía un respaldo y eso me dio una sensación de libertad a la que no podía valorar”.

Las generaciones más jóvenes tendrán que acostumbrarse a pensar de manera innovadora si quieren ascender en la escala inmobiliaria.

Tokenización inmobiliaria en Miami ligada a importante empresa del rubro

 

Según el Informe de tendencias generacionales de compradores y vendedores de viviendas más reciente de la NAR, la gran mayoría de las propiedades que cambian de manos son entre personas de la Generación X (personas de alrededor de 45 años) y superiores.

Moore destacó que cualquier aspirante a magnate inmobiliario no podrá ganar dinero rápido conservando una propiedad y vendiéndola sin trabajo: “No es necesario ser rico o rico para empezar, eso es un Malentendido común. Pero tienes que ser creativo y estar dispuesto a sacrificar tu propia comodidad para poder hacerlo.

Los boomers en EE.UU no quieren vender aproblemando a familias jóvenes

“Vivíamos en zonas de construcción y nos mudamos mucho durante seis o siete años; era mucho trabajo, teníamos nuestro trabajo diurno y por las tardes, los fines de semana y los días festivos estábamos sentando las bases de nuestro negocio inmobiliario. La recompensa fue bastante rápida y realmente agradable porque ahora tengo la libertad de establecer mi propio horario y viajar”.

Los ‘hackers’ del mercado inmobiliario ganaron dinero extra al no vivir en sus casas.

Hacker inmobiliarios

27F
2D
3D
8M
A&G
AFP
Bar
BID
CAE
CCI
CCS
CDE
CES
CMF
CMN
CO2
CPC
CPI
CVD
DOH
DOM
DS1
E2E
EFE
EIA
ENE
FMI
GAM
GFK
H2V
IA
ICV
IND
INE
INN
IPC
ISP
IVA
JLL
LED
LoT
Luz
MI
MMA
MOP
MTT
MUT
NAR
NCh
NY
OMS
ONG
ONU
PDI
PEH
PHE
PIB
PIS
PRC
PUC
QR
RED
RM
ROI
SAG
SEA
SII
SMA
TEA
TIR
TPM
UC
UF
UTM
En Inmofest 1º Vivienda puedes cumplir el sueño de la casa propia