fbpx
  • Síguenos:

El renting inmobiliario es uno de los últimos modelos que llegó a Chile. Permite combinar el arriendo de una propiedad con su compra en tramos de 5 años.

Por Leonardo Nuñez

Las restrictivas condiciones hipotecarias y las tasas de interés en niveles que no se veían hace 14 años han frenado las ventas de viviendas en el país. Según datos de Iconstruye, hay un 30% menos de ingreso de obras debido principalmente al stock de propiedades. Santiago, por ejemplo, está sobre 65 mil unidades.

Incuso, hoy es tal la cantidad de departamentos terminados y sin vender que ha avanzado la idea de que el Gobierno intervenga y compre algunos para entregarlos a beneficiados con subsidios habitacionales.

Si su caso es el de aquellas personas que le siguen negando el acceso a un crédito hipotecario, quizás ha llegado el momento de explorar otras opciones para financiar una vivienda. En el mercado inmobiliario actualemente existe varias alternativas. Acá les contamos las nuevas que han surgido y recordamos otras que ya son parte del rubro.

Renting Inmobiliario: Este es el último modelo de compra que llegó a Chile. Se trata de una opción más flexible, ya que permite arrendar una propiedad con la opción de ir comprando con esa misma mensualidad de pago. A través de distintos planes, los arrendatarios pueden adquirir porcentajes de la propiedad en tramos de 5 años, con la posibilidad de convertirse en propietarios completos en un plazo de hasta 30 años. Este modelo facilita la planificación a largo plazo sin la presión de grandes desembolsos iniciales, haciendo realidad el sueño de la casa propia desde hoy.  Inmobiliaria Activa recientenemte cerró una alianza con fintech Loping para desarrollar esta alternativa. Actualmente, la sociedad cuenta con más de 100 departamentos con disponibilidad para cotizar bajo este modelo, distribuidos en las comunas de Recoleta, La Florida, Independencia y San Bernardo.

“La ventaja es que, en primer lugar, pagas un ‘pie’ mucho más bajo que el solicitado por un crédito hipotecario (en promedio 20%). Además, te ofrece la opción de ‘vender o liquidar’ lo que ya has pagado en el avance pactado, una vez cumplidos los tramos mínimos de 5 años por plan”, explicpo Ivan Muena, CEO de Loping.

Crowdfunding inmobiliario: Consiste en que varios inversionistas aporten sus fondos para financiar adquisiciones o proyectos más grandes que de otro modo no podrían permitirse. Luego, los inversores obtienen ganancias generadas a partir de los ingresos por arriendo y la revalorización del capital. Es el caso de la Sartup Fractio, que permite dividir la compra de una casa o departamento hasta en 10 dueños. “Todos ellos tienen derecho a una semana en temporada alta, como así también se establece un orden de utilización justo para las festividades importantes como Año Nuevo, Semana Santa o Fiestas Patrias”, explica Roberto Lindermann, uno de sus socios fundadores. Su oferta incluye departamentos en Costa de Montemar e Higuerillas de Concón, con valores de UF 900 y UF 920, respectivamente.

Leasing habitacional:  También consiste en un contrato de arrendamiento con opción a compra, en el que el arrendatario se compromete a pagar una renta mensual durante un período determinado, al final del cual tiene la opción de adquirir la propiedad por un precio previamente establecido. Desde el punto de vista del comprador, existen algunas desventajas asociadas. El costo final, por ejemplo, es mayor que el de un crédito hipotecario y sus tasas de interés son, por lo general, más elevadas.

Mutuo hipotecario endosable: Es una modalidad para financiar la compra de una casa o cualquier tipo de propiedad inmobiliaria. Lo otorga una entidad financiera en unidades de fomento (UF), y puede ser endosado o vendido a terceros para su financiamiento, siendo este último el acreedor del mutuo hipotecario. De ahí su nombre “endosable”. Los mutuos hipotecarios son otorgados por bancos, sociedades financieras y agentes administradores de mutuos hipotecarios endosables.

Mutuo hipotecario no endosable: Es un tipo de crédito a través del cual el banco financia al cliente el valor de la vivienda con recursos propios. Es decir, le presta dinero de sus fondos para financiar un porcentaje de la propiedad. Por lo general, este es de un 80% del valor comercial del inmueble. Este tipo de financiamiento no permite que la deuda sea transferida a través de endoso o vendida a una tercera persona.

Subsidios habitacionales: Es una ayuda económica que otorga el Estado a personas de bajos ingresos para que puedan adquirir una vivienda propia. Este subsidio se puede utilizar para comprar una casa nueva o usada, o para construir una vivienda en un terreno propio. Existen diferentes tipos de subsidios habitacionales en Chile, como por el ejemplo: Subsidio DS1: para comprar una vivienda de 1,100 UF hasta 2,200 UF, según el tramo/ Subsidio DS19: permite comprar viviendas de 1,100 UF a 2,200 UF, dependiendo de la región y zona.

Fondo de Inversión

27F
2D
3D
8M
A&G
AFP
Bar
BC
BID
CAE
CCI
CCS
CDE
CES
CMF
CMN
CO2
CPC
CPI
CVD
DOH
DOM
DS1
E2E
EFE
EIA
ENE
ESG
FMI
GAM
GFK
H2V
HUM
IA
ICV
IND
INE
INN
IPC
ISP
IVA
JLL
LED
LoT
Luz
MI
MMA
MOP
MTT
MUT
NAR
NBA
NCh
NFL
NY
OMS
ONG
ONU
PDI
PEH
PHE
PIB
PIS
PRC
PUC
QR
RED
RM
ROI
SAG
SEA
SII
SMA
TEA
TGR
TIR
TPM
UC
UF
USS
UTM
En Inmofest 1º Vivienda puedes cumplir el sueño de la casa propia