• Síguenos:
30 enero, 2023 /

Los desafíos para la conectividad en Chile para reducir la brecha digital

Aún en 2023 no están resueltas las problemáticas en materia de conectividad que deberían propiciar un acceso universal a Internet y a las TIC en nuestro país. En ese sentido, la inversión y la colaboración entre organismos, es clave para llegar a sectores alejados e inhóspitos.

Por: Renato Herrera Lagos

Tener la capacidad de construir infraestructura digital robusta que provea de buena conectividad, de alta velocidad y capilaridad para sectores alejados en nuestro país, con el objetivo de generar sociedades hiperconectadas, no es una tarea sencilla. De cara a estos objetivos, el sector inmobiliario tiene un rol principal, por lo que ha estado en la labor.

Tras el informe de conectividad global 2022 de la Unión Internacional de Telecomunicaciones de la ONU (UIT), en las últimas 3 décadas el número de usuarios en internet pasaron de unos pocos millones en 1992 a casi 5.000 millones en 2021. Sin embargo, el potencial social y económico sigue sin aprovecharse, ya que un tercio de la humanidad permanece desconectada.

Rodrigo Mena, Country Manager de Suma Móvil Chile, explica que «se trata de actualizar y modernizar las condiciones, ofreciendo experiencias en línea seguras, satisfactorias, enriquecedoras, productivas y asequibles. Sin embargo, son los sectores más alejados y rurales los más afectados con la desconexión o baja calidad».

El mismo informe de UIT detalla que aún hay brechas de cobertura. Pese a que el 95% de la población mundial está dentro del alcance de una red de banda ancha móvil, al menos 390 millones de personas no pueden conectarse.

«Precisamente a eso apuntamos, a democratizar las telecomunicaciones y ayudar en la construcción de un ecosistema completo para Operadores Móviles Virtuales en Chile, para que empresas del sector inmobiliario o comunidades lancen al mercado su propio servicio de conectividad con ofertas a la medida, atendiendo las necesidades concretas de cada población», detalla Mena.

"se trata de actualizar y modernizar las condiciones, ofreciendo experiencias en línea seguras, satisfactorias, enriquecedoras, productivas y asequibles. Sin embargo, son los sectores más alejados y rurales los más afectados con la desconexión o baja calidad".

Descentralizar la accesibilidad y conectividad

Lograr una conectividad universal y significativa requiere modernización. Según UIT, una de cada 3 personas que podrían conectarse en línea no lo hacen por altos costos, falta de acceso a un dispositivo y/o ausencia de conocimiento, habilidades o propósito.

«Existen 4 operadores de red más 6 marcas de telecomunicaciones que ofrecen servicio por todas las regiones del país. Suma Móvil ayuda a romper la brecha digital de conectividad con ofertas personalizadas para cada comunidad en particular», menciona el ejecutivo.

«La proporción de usuarios de Internet es el doble en las áreas urbanas que en las rurales. Estas comunidades son las más desatendidas y atrasadas en tecnología. Muchas veces no cuentan con una sucursal física y las personas tienen que realizar largos trayectos para solucionar cualquier problema. A esos sectores apuntamos, siendo una plataforma que lleve la telefonía móvil a todo el país para atender de forma personalizada la demanda de conectividad», remarca Mena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chile: un mercado amplio y complejo

A nivel geográfico el país es muy complicado, ya que su extensión dificulta la cobertura. Por ejemplo, al sur de Chile hay zonas donde es complejo llevar la fibra óptica, por ende, la implementación de infraestructura requiere de una mayor colaboración para permitir un despliegue y mantención de redes de alta velocidad.

Por su parte, Iru Scolari, Market Manager para Broadband Furukawa Electric Latam, señala que “la opticalización de la infraestructura digital se transforma en un factor determinante, a la vez que en la actualidad, las redes ópticas han demostrado ser una tecnología comprobadamente capaz de soportar y satisfacer la demanda generada por el exigente y dinámico ecosistema de una Smart City”.

“Hoy es posible ver a los centros de datos cada vez más conectados con tecnologías ópticas; municipalidades desplegando fibra óptica para enlazar cámaras de seguridad brindando a sus ciudadanos la posibilidad de ver a través de sus celulares el movimiento del barrio donde vive; escuelas, hoteles, industrias, gobiernos y empresas, llevando fibra óptica cada vez más cerca de los usuarios y brindando conexión de alta calidad y velocidad; ciudades enteras sentando bases en redes ópticas para soportar las tecnologías y aplicaciones que se están demandando”, afirma Scolari.

El camino seguirá siendo complejo, pero el país tiene tierra fértil para seguir creciendo. La conectividad y servicios móviles están combatiendo las brechas digitales con el objetivo de democratizar. Así, «conectar a todas las localidades del país radica en la posibilidad de mejorar la comunicación y habilitar herramientas que mejoren la calidad de vida de las personas», finalizó Mena.

También puede interesarte


En Inmofest 1º Vivienda puedes cumplir el sueño de la casa propia