fbpx
  • Síguenos:
15 octubre, 2023 /

Cómo Medellín logró reducir el calor con corredores verdes

El modelo de la ciudad resiliente ha transformado los espacios respecto al actual cambio climático, ofreciendo una performance ideal.

Por: Renato Herrera Lagos

La ciudad de Medellín en Colombia es la segunda con mayor cantidad de habitantes, tras Bogotá y suele apoderarse del apelativo que la liga a ser “la ciudad de la eterna primavera”, por su cambiante clima templado que atrae a muchas personas todo el año.

Gracias a una desmesurada urbanización y muy poco inteligentes decisiones respecto al desarrollo en los últimos 10 años, crearon una metrópolis expuesta a lo que muchos expertos denominan como “efecto isla de calor”, donde los edificios, calles y sus avenidas impregnan y retienen el calor.

Detalles del plan gubernamental para evitar quiebras de constructoras de vivienda social

A partir del 2016, las autoridades comenzaron a preocuparse por el importante aumento de la temperatura y la contaminación del aire marca un punto de inflexión para sus habitantes.

En ese orden, la puesta en marcha del denominado “corredores verdes”, que conecta carreteras verdes, edificaciones con jardines verticales, arroyos, parques y colinas, mejoró sustancialmente la calidad del aire, contribuyendo a reducir la temperatura en 2 °C en la ciudad, según informó en un reciente artículo, BBC Future.

Ciudad Empresarial: AVO I y el Teleférico Bicentenario buscan impulsar este polo estratégico

Sobre este proyecto, la ciudad de Medellín cuenta con más de 30 corredores verdes, cerca de 124 parques, muy propio en todas las ciudades colombianas, que buscan y permiten conectar a través de la vegetación.

En una primera instancia, para el proyecto las autoridades tuvieron que forestar cerca de120.000 plantas y 12.500 árboles cercanos a carreteras y parques, luego se propuso cultivar otros 2,5 millones de plantas más pequeñas y 880.000 árboles en toda la ciudad para 2021.

Martín Monzón: “el número te lo dice todo, 61% menos unidades de vivienda a nuevas vendidas que en los primeros 5 meses del año pasado”

La idea era conectar los espacios verdes de la ciudad a través de avenidas y calles llenas de árboles y sombra. La inversión inicial para llevar a cabo el proyecto fue de US$ 16,3 millones y se estima que el mantenimiento anual costó cerca de US$ 625.000 en 2022, según el gobierno local.

El proyecto ha dado la vuelta al mundo debido a sus sorprendentes resultados refrescando la ciudad. Además de reducir el calor, los expertos dicen que ha ayudado a mejorar la calidad del aire y que le ha devuelto la vida silvestre a la ciudad.

Compartir Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También puede interesarte


En Inmofest 1º Vivienda puedes cumplir el sueño de la casa propia