fbpx
  • Síguenos:
6 junio, 2024 /

El impacto de Autopista Orbital Sur en el desarrollo inmobiliario de San Bernardo, Peñaflor y Buin

MOP adjudicó concesión a Isa Intervial a un costo de 539  millones de dólares. Va a estar lista en el año 2030.

Por Leonardo Nuñez

El proyecto de la Autopista Orbital Sur dio un nuevo y relevante paso en su concreción, luego que el Ministerio de Obras Públicas (MOP) adjudicara la concesión a Isa Intervial, firma que estará a cargo de su construcción y operación. A un costo de 539  millones de dólares, la obra tendrá una extensión de 24 km y conectará la zona poniente y oriente del Gran Santiago con las actuales Ruta 78, Ruta 5 Sur y Ruta 79. Además, recorrerá las comunas de Peñaflor, Calera de Tango y San Bernardo.

La confirmación de adjudicación que acaba de ser publicada en el Diario Oficial, era esperada por el sector de la construcción inmobiliaria y de empresas del rubro industrial asentadas en estas comunas. Ello, porque se proyecta que la infraestructura vial beneficiará a proyectos inmobiliarios urbanos de San Bernardo, Peñaflor y Buin, así como los numerosos proyectos de parcelaciones de los sectores que cruzará. Se estima que los viajes se reducirán en 30 minutos, beneficiando a 480 mil personas.

“La autopista consolidará los usos urbanos ya establecidos y va a mejorar también los tiempos de desplazamiento hacia la costa de comunas del suroriente de Santiago, siendo Puente Alto, La Pintana, Buin y San Bernardo las más favorecidas”, explicó Esteban González, director de Asesoría Estratégica de AGS Visión Inmobiliaria.

La plusvalía que se proyecta para desarrollos  habitacionales en sectores como Los Morros (San Bernardo), Buin y Peñaflor se debe a que optimizará los desplazamientos en sentido oriente-poniente. Del mismo modo, la autopista mejorará ostensiblemente la conexión con los numerosos proyectos de parcelaciones de Buin, Calera de Tango y Peñaflor.

“Todos los proyectos de parcelaciones del sur de Santiago tendrán reducciones sustantivas en sus tiempos de desplazamientos, mejorando la interconectividad de la trama urbana completa”, acota González.

Desde RE/MAX Greenhouse señalaron a El Diario Inmobiliario que el aumento del valor de las propiedades por los sectores por dónde pasará la autopista ha sido de 25% en los últimos años y con esto será de un 5 a 10% más. Los precios de propiedades de estas comunas consideradas dormitorios, en tanto, van desde 4.500 uf a 16.000 UF. Y son ideales para las personas que buscan una vida de campo conectada con la modernidad de la ciudad, con aire puro, grandes terrenos, rodeado de carreteras, viñas y  zonas turísticas.

Orbital Sur también está pensada en mejorar la conectividad de los habitantes de las comunas involucradas. Su construcción, que parte en 2027, contempla mejoras en la vialidad, junto con redes de ciclovías y áreas verdes. Ello, como parte de las mitigaciones locales que implica un proyecto así. Además, contará con “paisajismo, iluminación LED en sectores de enlaces, pistas de cambio de velocidad, vías locales, cruces, pasarelas y el mejoramiento de la ciclovía existente en Camino Lonquén, informó el MOP.

El proyecto será registrado en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, permitiendo cumplir con la regulación ambiental. Sin embargo, también han surgido cuestionamientos en torno a la obra. El ingeniero en transportes y urbanista, Ariel López, ha sostenido que es imposible ignorar la incongruencia de invertir en una infraestructura que privilegia el uso del automóvil en una era de crisis climática y dependencia de los combustibles fósiles.

“La Orbital Sur representa una inversión masiva en un modelo de crecimiento urbano que intensifica la huella de carbono de la ciudad, fomentando un aumento del 25% del suelo urbano de Santiago de una manera desmesuradamente inorgánica y dependiente del transporte individual motorizado”, indicó en Invitro, portal de la Universidad de Chile sobre urbanismo.

Los comentarios están cerrados.

También puede interesarte


En Inmofest 1º Vivienda puedes cumplir el sueño de la casa propia