fbpx
  • Síguenos:

Saber valorizar para el arriendo: el éxito para la inversión inmobiliaria

Por: Cristián Martínez, fundador de Crece Inmobiliario, Ingeniero Comercial y Magister en Administración de Empresas de IEDE, Master de Administración de Empresas en la Universidad de LLeida. 

La inversión inmobiliaria es una de las estrategias más sólidas para generar ingresos a largo plazo. Para esto, es de suma importancia saber valorizar adecuadamente una vivienda destinada al arriendo y cómo ésta puede ser la clave del éxito en este apasionante mercado.

Según datos proporcionados por la Comisión para el Mercado Financiero, el flujo de nuevos créditos hipotecarios ha experimentado un aumento en marzo de 2023, lo que marca un punto de inflexión después de 16 meses de constante disminución. 

Este resurgimiento no sólo está impulsado por personas que desean adquirir viviendas para uso personal, sino también, por nuevos inversionistas que ven en el mercado de arriendos una oportunidad para hacer crecer su dinero.

Establecer el precio correcto para una propiedad de alquiler es fundamental para que haya un círculo virtuoso, dado que el hacerlo mal, puede conllevar vacancia o mayor rotación de arrendatarios, que puede afectar negativamente la inversión al haber un deterioro de la propiedad, lo que deriva en gastos de reparación.

Entonces: ¿Cómo valorizar de manera adecuada? Primero es importante considerar aspectos tanto cuantitativos como cualitativos desde el momento de la compra. Entre los aspectos cuantitativos está la tasación de la propiedad, por lo que al solicitar un crédito hipotecario esta tasación es un requisito obligatorio, aunque también existen empresas especializadas que realizan tasaciones precisas. 

Por otro lado un estudio de mercado, incluyendo la revisión de proyectos similares en la misma área, lo que entrega es un punto de referencia sólido para determinar el valor de mercado de la propiedad.

Los aspectos cualitativos como la ubicación, también desempeñan un papel fundamental en esta ecuación. Las propiedades que gozan de una ubicación privilegiada, con proximidad al transporte público, parques, hospitales, escuelas y centros comerciales, generalmente obtienen un mayor valor en el mercado de alquiler. Lo mismo pasa con factores como la orientación, tamaño y comodidades, todos influyen en el valor de una propiedad. 

En resumen, al invertir en una propiedad debemos ser precisos. No tiene sentido pagar extra por una ubicación prestigiosa si no aumenta la rentabilidad. Es crucial evaluar y equilibrar estos aspectos, para una inversión atractiva tanto para inquilinos como para nuestro negocio.

Compartir Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También puede interesarte


En Inmofest 1º Vivienda puedes cumplir el sueño de la casa propia