fbpx
  • Síguenos:
25 enero, 2024 /

Infraestructuras que conectan 

Por: Uwe Rohwedder, Director de Arquitectura U. Central y miembro del CPI

Los trenes urbanos e interurbanos, además de conectar a las personas de las diferentes comunidades, involucran otras nuevas oportunidades relacionadas con el desarrollo inmobiliario y, principalmente, el habitacional.

El nuevo tren Valparaíso-Santiago -el que está en fase de estudios en el Ministerio de Obras Públicas- lleva a resignificar positivamente una serie de localidades intermedias. Esto dinamiza el comercio, revitaliza a las comunidades y produce el crecimiento de la economía.

En particular, le cambiará la cara a zonas como Til-Til , comuna conocida como el “patio trasero” de la Región Metropolitana. También acarreará un impacto positivo en Llay-Llay y Limache. En paralelo, se acortarán los tiempos reales de desplazamiento y se descongestionan las carreteras.

Otro proyecto que ayuda a la conectividad es el anunciado tren rápido entre Santiago y Curicó. Una vez reparados los viaductos dañados por las últimas inundaciones llegará a Chillán. Estos trenes tienen una capacidad de 238 pasajeros sentados y tendrán dentro de su cobertura a cuatro regiones: la Metropolitana, O’Higgins, Maule y Ñuble. En pleno régimen por capacidad podrán transportar cerca de 800 mil pasajeros.

Si a estos transportes interurbanos agregamos los trenes urbanos como el Estación Central-Melipilla y el Quinta Normal- Lampa -ambos en construcción y planificación- sí podemos hablar de una extensión urbana con buena conectividad que permite condiciones de habitabilidad, en que el costo del suelo no es tan alto y surge una oportunidad de proyectos de vivienda de buena calidad, a lo largo de los trazados.

Debemos abordar la importancia de las nuevas líneas de metro 7, 8 y 9. Se empieza a apreciar un mapa importante de intermodales y terminales futuras. También muy interesante a nivel de infraestructuras por ejemplo la línea 7 que se encuentra más avanzada. Además de descongestionar los diversos trazados por medio de interesantes combinaciones. 

Es muy  significativo que las nuevas extensiones 2 y 3 lleguen a la Plaza Quilicura y a San Bernardo. Con las nuevas líneas también se conectan comunas casi satélites como Bajos de Mena en Puente Alto, hacia el sur y La Pintana, al poniente. Toda esta nueva trama permite una movilidad, desplazamientos seguros y finalmente bienestar a los usuarios.

Queda pendiente la posibilidad de que algún tipo de tranvía llegue al aeropuerto.  

Compartir Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También puede interesarte


En Inmofest 1º Vivienda puedes cumplir el sueño de la casa propia