fbpx
  • Síguenos:

Industrialización: una solución bondadosa ante el déficit habitacional

Comenzado el nuevo año, las urgencias que quedaron inconclusas se vuelven a replantear y, por lo mismo, retomar los enormes desafíos que tiene el Gobierno en el ámbito del déficit habitacional, requiere de ponerle un motor con mayor capacidad de aceleración para lograr ahorrar tiempo en la construcción de viviendas y llegar a las metas que no se alcanzaron en 2023.

De aquí se deriva la importancia de la industrialización como la vía para poder consolidar edificaciones de forma más ágil y de mejor calidad, ya que la CChC en sus últimos datos arrojados en la encuesta Casen del año pasado, anunciaba que se requería más de un millón de hogares para mermar el panorama nacional que cruzamos en cuánto al déficit.

Y es que el panorama es complejo, ya que se calcula un 13% más que hace 5 años y con un 165% más de allegados, que por no poder tener su casa propia ni tampoco pagar un arriendo en el sector en que viven, deben vivir hacinados en viviendas de familiares. Por lo que encontrar métodos para hacer más rápido la construcción masiva de viviendas sociales, es una respuesta que debería estar resuelta comenzando este 2024.

Así tal cuál, empujar medidas menos convencionales con cambios culturales como la industrialización, parecería el camino más certero y eficiente para combatir el déficit habitacional, ya que resuelve el hacer múltiples tareas al unísono, tiene un ahorro de tiempo y de costo.

Y es que la integración temprana en diseños de viviendas sociales con empresas industrializadoras, pueden jugar con ciertas ventajas en lo que respecta a llegar a fabricar con mejores precios, a la disminución de residuos, menores emisiones atmosférica, además de reducir riesgos laborales.

Luego, considerando que efectivamente el Gobierno está fomentando hace un tiempo estas iniciativas y ha generado incentivos para que las empresas se atrevan a salir de su zona de confort, de la mano de la industrialización, con el fin mayor de lograr revertir el déficit habitacional en Chile, sigue siendo complejo el número que se necesita saldar, por lo que se requieren estrategias más agresivas.

Se aplaude de todas formas que de 80 mil viviendas entregadas, 600 fueran de los procesos industrializados, lo que permite, de seguir así, proyectar que en 3 años se pueda quintuplicar en Chile este tipo de construcción.

En definitiva, hoy tenemos 7 constructoras certificadas por el Minvu para desarrollar proyectos según esta metodología y esperemos que esta innovación crezca exponencialmente en el mercado, para que la ambiciosa meta autoimpuesta por el Gobierno, se transforme en una realidad para todos quiénes merecen tener un hogar y mejorar su calidad de vida.

Compartir Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También puede interesarte


En Inmofest 1º Vivienda puedes cumplir el sueño de la casa propia