fbpx
  • Síguenos:

Ética en construcción: entender lo correcto y lo incorrecto es una prioridad Nacional

Por: Claudia Petit, constructor civil; presidenta Colegio de Constructores; y fundadora MUCC, Mujeres en Construcción.

La ética en construcción tiene un impacto tal, que daña en lo social y en la dignidad de las personas, por lo que su relación con la moral y el comportamiento del ser humano, va directamente vinculado a la calidad de vida de todos.

Es aquí donde nuestro rol como profesional en los proyectos de construcción es definitorio, trascendente y relevante. Los constructores somos el último filtro en terreno, los que validamos lo que se ejecuta, a quién contratamos y cómo supervisamos, repercute en la calidad de vida de quiénes habitan y del bienestar de la ciudad misma.

Un alto nivel de confianza sembrado por años puede verse revertido en segundos, así como el efecto de proyectos en que la cadena de decisiones puede debilitarse por un sólo fallo. El costo es inmenso, ya que involucra al mandante (que puede ser el Estado), la constructora y/o los profesionales, así como también, afecta la visión del nivel académico ofertado.

Todos estos costos los pagan los habitantes y la dimensión es enorme, ya que son millones destinados a la inversión país en construcción cada año, por lo que nuestro esfuerzo eleva infraestructura destinada a las personas, familias, niños y tercera edad, en estructuras destinadas a salud, educación, vivienda y conectividad.

Asimismo, eliminar las malas prácticas desde lo gremial, lo profesional, en el acoso, los contratos favorables o en la omisión de información, para lograr mayor exigencia académica y mejor preparación ante un cambio climático que está instalado con nuevos riesgos, en conjunto con la toma de decisiones con un mayor análisis de factores, parece ser urgente hoy por hoy.

Las limitaciones claras para los profesionales según su preparación es fundamental, no puede esperar. Si no somos capaces de anteponer lo bueno, lo justo y lo obvio, priorizando la seguridad, la calidad y el compromiso, caeremos en un cuestionamiento social y mediático sin precedentes. La transparencia, servicio público y exigencia técnica, es lo que nos convoca para poder recomenzar.

Normativa actualizada, una OGUC renovada, definiciones claras en criterios de DOM y una urgente coordinación entre todas las entidades y leyes que afectan a la construcción, generarán mejores prácticas y resultados. Por lo mismo, todos los involucrados debemos participar.

Estamos expuestos a nuevos requerimientos más que nunca, sin duda, pero: ¿estamos preparados?. De no estarlo, debemos comenzar a cimentar el camino para un mundo en que los ESG son prioritarios, y las buenas prácticas laborales, la IA y la industrialización, promueven y generan nuevas lógicas con mayor estándares de exigencia, y con un aumento claro, en radicalizar la calidad del producto final.

Finalmente, este es un llamado a la excelencia, a la investigación y al discrepar con lo acostumbrado, si es así necesario. En definitiva: a hacernos cargo de modificar lo obsoleto.

Compartir Noticia

8 respuestas a “Ética en construcción: entender lo correcto y lo incorrecto es una prioridad Nacional”

  1. Manuel Lagos dice:

    todas palabras sabias, tener control, tener standares de calidad, una moral de cumplimiento, etc. pero todo eso choca con el desarrollo del “negocio” de la construccion, donde el “construcctor” ha sido reemplazado por un “ingeniero en construccion” ignorante de los procesos contructivos, educado para dirigir un grupo de subcontratos, en su mayoria, maestros sin mayor formacion y todos, incentivados por el estado de pago.
    creer que las cosas deben hacerse de una manera, estar muchos de acuerdo, incluso definir etapas y categorias, no lo, hace real. yo trabajo en construccion y cada vez, veo menos compromiso con el “buen construir” y mas con el “negocio inmobiliario”.

  2. Fernando Guerra Francovich dice:

    Comparto los comentarios de Claudia. La profesión de Constructor Civil es eminentemente ética. Ya sea en el rol manejador de recursos y como líder de equipos humanos.

  3. Claudio Pérez Pizarro dice:

    No puedo estar más de acuerdo contigo Claudia. Agregaría la ética en la formación que dan las Universidades e Institutos Profesionales a sus egresados, al evitar la trampa y cuidar la cadena de custodia de los exámenes para evitar que terceros lucren con la información, obviamente antes del examen. Evitar los falsos titulados. Porque eso son los que hacen trampa en los exámenes.
    Esa es una de las causas de la mala calidad de algunas obras y proyectos, porque si hay malos profesionales por falta de rigor, honradez y ética desde el comienzo de la carrera, ¿qué se puede pedir después?

  4. Armando Pinochet (Caleuche) dice:

    Te felicito Claudia por tus palabras y pensamientos, hasta que entendamos que la construcción representa una industria social y que podemos cambiar las cosas desde nuestro espectro muchas consecuencias cambiarían. Debemos y tenemos la obligación de hacer entender que no todas las profesiones pueden hacer de todo, tenemos que respetarnos como profesionales y personas, y asumir nuestra responsabilidad en la industria de la construcción, ya que, no solo importan los tiempos y los recursos sino que también nuestros colaboradores y trabajadores, que en primer lugar son personas que necesitan que nosotras como profesionales entregemos un lugar más digno para trabajar. Saludos Claudio desde lejos y sigue luchando por el respeto de la mucher en esta sociedad tan patriarcar.

  5. Claudio Pezoa dice:

    Excelente tema, comparto contigo, la falta de rigor se ha tomado todas las esferas del quehacer nacional.
    La pérdida del concepto de hacer bien las cosas porque así debe ser, es lo que degrada no solo la construcción, sino que impacta en todo ámbito de cosas, afecta a los más vulnerable, crea frustración y segrega nuestro país.

  6. Paulina Bustamante dice:

    Que gran tema tocas hoy.
    Enfrentar la Etica, no es fácil frente a un mundo de la inmediatez, en que las individualidades se toman el mundo y velan por el bienestar personal olvidando el resto de la gente que también habitamos , te felicito Claudia por tu columna y gran profesional de haber tomado este gran desafío de ser Presidente Colegio Constructores.

  7. Patricio González Canto dice:

    Qué gran columna Claudia Petit. La sociedad chilena pasa hoy por una crisis moral gigante, en donde pareciera que todo da lo mismo. Faltan referentes y tú eres uno de ellos. Te felicito.

  8. Jaime dice:

    Es necesario que se instauren estándares reales para la construcción. Partiendo de la ley de urbanismo y construcción donde al día de hoy existen lagunas conceptuales. Alcances de responsabilidades y enredos de las mismas para profesionales que reciben más o menos atribuciones que otros o en campos donde no tienen preparación. Todo termina finalmente en que un ingeniero civil “industrial” cree que puede realizar una memoria de cálculos estructurales, un arquitecto realizar una memoria de mecánica de suelos o un ingeniero forestal realizar el estudio de un proyecto de construcción.
    La ley debe ser clara y los organismos que aseguran su cumplimiento idóneos para que no ocurran situaciones vergonzosas a nivel nacional.
    Los constructores construyen, los ingenieros calculan y los arquitectos diseñan. Creo que eso es la raíz y debiese comenzar a respetarse. Velar por el beneficio del país y no por el beneficio personal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También puede interesarte


En Inmofest 1º Vivienda puedes cumplir el sueño de la casa propia