fbpx
  • Síguenos:

Casa o departamento: ¿Cuál inversión es mejor para mí?

Por: Cristián Martínez, fundador de Crece Inmobiliario, Ingeniero Comercial, Magister en Administración de Empresas de IEDE y Master de Administración de Empresas en la Universidad de LLeida

Escoger entre una casa o un departamento, ya sea como inversión o para uso como vivienda personal, es una decisión de gran relevancia. Ambas propiedades tienen su atractivo, ofreciendo ventajas y desventajas que valen la pena sopesar.

Así, es importante pensar en cuál será la finalidad de la propiedad y si lo que se busca es habitar el inmueble, entonces, hay que considerar quiénes la habitarán. Por ejemplo, las familias con niños pequeños optan por lo general por casas, considerando los beneficios de un espacio más amplio para el juego y la recreación, como influye también, la proximidad a los colegios.

Por otro lado, familias con hijos mayores cuyos días en el hogar quizás están contados, podrían encontrar mayor conveniencia en un departamento, por su practicidad y facilidad de mantenimiento, así como también, personas sin hijos, como parejas jóvenes, solteros y solteras.

En cualquiera de los casos lo primero es revisar el presupuesto disponible y los ingresos familiares, ya que esto determinará si se califica para una casa o un departamento. En general, los departamentos suelen ser más económicos debido a que tienen menos metros cuadrados, haciéndolos más asequibles para ciertos presupuestos.

Ahora, si hablamos netamente de inversión inmobiliaria, los departamentos se alzan como la opción favorita. Esto ocurre porque la inversión por metro cuadrado es generalmente más baja que en una casa, permitiendo una entrada al mercado inmobiliario a un costo inicial más bajo.

La seguridad inherente a los departamentos también es un factor clave. La presencia de vecinos que de manera indirecta, vigilan la propiedad, actúa como un disuasivo para comportamientos indeseables de los arrendatarios. La pronta detección de problemas como fugas o daños contribuye a mantener el valor de la inversión.

Por su parte, la administración en los departamentos garantiza un control más riguroso, ya que, para cualquier modificación o reparación, se requiere el aval de la comunidad, lo que asegura un mantenimiento adecuado de la propiedad. Esto se convierte en un elemento positivo para resguardar la inversión a largo plazo, especialmente cuando se trata de arrendamientos.

Aunque las casas pueden ofrecer cierta independencia y libertad, carecen de estos controles, salvo aquellas que están dentro de condominios cerrados. Por lo que en definitiva, la decisión depende 100% de la situación personal y de la inversión. Para aquellos buscando seguridad, menor riesgo y una inversión más controlada, los departamentos sin lugar a dudas, se presentan como la opción más atractiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


También puede interesarte


En Inmofest 1º Vivienda puedes cumplir el sueño de la casa propia