fbpx
  • Síguenos:
22 noviembre, 2023 /

Bodegas: activos rentables y asequibles para el nuevo inversionista inmobiliario

Por: Priscila Meneses, fundadora de Procomercial.com

Cada vez son más los emprendedores que optan por las inversiones inmobiliarias para hacer crecer su capital financiero. Si bien, las tasas para acceder a créditos no son tan atractivas como lo fueron hasta antes de la pandemia, adquirir bienes raíces continúa siendo una opción segura y rentable para muchos.

En este ámbito, el mercado de las bodegas ha ido en franca expansión. No sólo por la creciente demanda de este tipo de inmuebles, sino también porque el valor de la transacción es sumamente atractivo si se compara con el de un departamento. Si a eso le sumamos el boom del ecommerce, no es extraño que las personas se interesen en comprar, no una, sino varias bodegas para inversión.

Y es que son muchas las pymes y particulares que están necesitando espacios para almacenaje, por lo que la vacancia es infinitamente menor que la de las casas o departamentos adquiridos para arriendo. Por eso, si aún no se ha dado el paso, es el momento de explorar este negocio que ofrece gran cantidad de alternativas.

En primer lugar están las bodegas de tipo industrial, que son utilizadas por empresas que manejan un alto volumen de productos; y en segundo, están los condominios de bodegas, establecimientos dedicados a la logística y almacenaje a los que acuden tanto personas naturales como empresas que necesitan arrendar estos espacios para garantizar su continuidad operacional.

Además, hoy son sumamente atractivas las bodegas emplazadas en edificios residenciales, que se utilizan para almacenaje domiciliario o comercial, cuando el volumen de productos no requiere de un espacio tan amplio como el que ofrece una bodega industrial.

En este ámbito, lo único que hay que revisar antes de invertir es el reglamento de copropietarios de cada edificio. Así, los inversionistas sabrán de antemano si la bodega podrá ser destinada para el arriendo a residentes, o si también será factible arrendarla a personas externas.

Ahora, para una mejor decisión de compra, se recomienda tener en cuenta la ubicación de estos activos. Esto, porque una bodega emplazada cerca de las autopistas puede ser determinante para quiénes se dedican al comercio y necesitan optimizar sus tiempos de despacho. Lo mismo ocurre con el acceso, conviene fijarse si la entrada y la salida de diferentes tipos de vehículos será expedita para carga y descarga de productos.

Asimismo, es importante que las bodegas cuenten con un rol propio, pues disponer de “uso y goce” de un inmueble no es igual a ser propietario del mismo. En este sentido, la asesoría es clave antes de invertir, ya que una persona con experiencia podrá orientar la inversión a zonas de mayor plusvalía y rentabilidad, considerando variables como el pago de gastos comunes o contribuciones.

En definitiva, al no requerir de un crédito hipotecario -como el que se necesita para comprar casas o departamentos, cuando no se tiene un alto patrimonio- invertir en bodegas es una excelente alternativa para quienes se interesan en el negocio inmobiliario. Si a eso le sumamos que existe la posibilidad de pagar el activo en cuotas, incluso a nombre de otra persona, sin importar si el comprador estuvo o no publicado como deudor en DICOM, no hay razón para dudar de tu capacidad como inversionista.

Compartir Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También puede interesarte


En Inmofest 1º Vivienda puedes cumplir el sueño de la casa propia